AGUAS DEL SILALA

by execlub on Oct.06, 2012, under corrupción, economia, gobierno, historia

El primer proyecto comenzará con la construcción entre este mes y enero próximo de cuatro represas en esa zona fronteriza con Chile para instalar criaderos de peces, informó a Efe el Secretario de Industrialización de la Gobernación, Wilmer Carlo. En la región también se ha decidido montar una embotelladora de agua natural y una central hidroeléctrica, agregó.

La Gobernación ha previsto una interrupción temporal del flujo de las aguas del Silala, de 10 a 15 días, para comenzar las obras de las represas, según dijo el gobernador potosino, Félix González.

Según las autoridades, los proyectos demostrarán la soberanía boliviana sobre las aguas de esos manantiales que fluyen al norte de Chile por canales construidos artificialmente en el siglo pasado.

La Gobernación potosina anuncia las obras en el Silala tras una nueva subida de la tensión entre los dos Gobiernos por la demanda boliviana de una restitución del acceso soberano al océano Pacífico.

El Presidente Evo Morales afirmó esta semana en Perú que Chile es un peligro no solo para Bolivia sino para la región y le reclamó la revisión de un tratado firmado en 1904 que selló los límites territoriales, tras la guerra del Pacífico librada a fines del siglo XIX.

Su colega chileno, Sebastián Piñera, había señalado previamente que defendería la soberanía y el territorio de su país con toda “la fuerza de mundo” y en Lima insistió en que ambos países deben respetar por obligación los tratados firmados.

Chile reclama información

El Gobierno de Chile solicitó a su consulado en La Paz que pida información a las autoridades bolivianas sobre la construcción de una planta piscícola en la parte boliviana de la cuenca del río Silala, afluente que es objeto de una controversia entre ambos países.

Un comunicado difundido esta noche por la Cancillería chilena señala que “ha tomado conocimiento a través de medios de prensa bolivianos que la Gobernación de Potosí ha determinado continuar avanzando en un proyecto de construcción de una planta piscícola en la parte boliviana de la cuenca del río Silala”.

En Santiago se indicó que se ha instruido al Consulado General de Chile en La Paz, reiterar la solicitud en la “que se proporcione información útil y oportuna de los aludidos proyectos, previo a su materialización.

Según el texto de la Cancillería, la idea es evaluar debidamente estos proyectos “y prevenir cualquier daño a este recurso hídrico compartido, en especial aquellos de carácter medioambiental que pudieran producirse por la contaminación de las aguas”.

Recuerda que mediante nota del 7 de mayo de 2012, enviada a la Cancillería Boliviana, se requirió a las autoridades de ese país toda la información pertinente sobre estos proyectos, previos a su materialización “en atención a los legítimos derechos que le corresponden a la República de Chile como soberano en el curso inferior del río Silala, de conformidad con el derecho internacional”.

La información procedente de La Paz, indica que en la localidad de Potosí también se ha decidido montar una embotelladora de agua natural y una central hidroeléctrica.

En el lugar se ha previsto una interrupción temporal del flujo de las aguas del Silala, de 10 a 15 días, para comenzar las obras de las represas, según dijo el gobernador potosino, Félix González.

Según las autoridades, los proyectos demostrarán la soberanía boliviana sobre las aguas de esos manantiales que fluyen al norte de Chile por canales construidos artificialmente en el siglo pasado.

El Gobierno chileno siempre ha replicado que el Silala es un río de cauce internacional y ha cuestionado que Bolivia señale una soberanía única sobre esas aguas o pretenda cobrar por el total del flujo, igual a 180 litros por segundo.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca, aseguró en febrero del 2010, que a largo plazo Chile deberá pagar por el uso de la totalidad de las aguas fronterizas del Silala.

Choquehuanca dijo entonces que su país quiere construir con todos los sectores un convenio a largo plazo “para que Chile pague por el cien por cien de las aguas que pertenecen a Bolivia”, después de realizar los estudios conjuntos previstos en el preacuerdo inicial que concertaron ambas partes, pero que aún no ha sido firmado.

El Gobierno de Bolivia está desde entonces en un proceso de consulta con las organizaciones sociales las que exigen que Chile reconozca que las aguas son exclusivamente bolivianas y las empresas de ese país paguen la deuda histórica acumulada desde 1908 por el uso “en el pasado” de las aguas del Silala.

El Silala es una zona situada en la región andina y sureña de Potosí, fronteriza con Chile, donde hay manantiales que, según La Paz, fluyen artificialmente al país vecino, en tanto que Santiago sostiene que es un río de curso internacional.


6 Comments for this entry

  • María Lourdes

    Este tema lo recuerdo desde hace aaaaaños ahh… la verdad es que somos tan franciscos que li dejamos igual que el chavo del 8 diciendo ¡si lo hago¡ y nunca hacemos nada, cuando hay algun problema candente por aquellos lados si sacamos el tema Silala y despues se diluye, al igual que los problemas que pasan y bien gracias, pero hay temas, documentos y fechas exactas sobre este tema que muchos estudiosos lo han trabajado, y en ellos se indican con documentos en mano como allá por los años 1908, se solicitaba al prefecto del departamento de Potosí, permiso para la utilización de dichas aguas y puntualmente en que serían utilizadas, pero una vez conseguidas estas solicitudes, como se aprovecharon y utilizaron estas aguas para beneficiarse en la distribución a la población del liquido elemento, debemos buscar toda esta documentación que tenemos en los libreros y de una vez sentarnos a ver la forma de hacer las cosas bien por lo menos una vez en la vida,y que nos vean las canillas como siempre hemos dejado que todo el mundo lo haga, por ineptitud de los que tienen en sus manos estos temas nacionales.

  • JOSE ANTONIO TERAN

    Me permito hacer un análisis sobre el abuso que las ensimismadas autoridades chilenas que nuevamente están queriendo hecer uso de su estrategia y sus “habilidades” consabidas para convencer a la opinión internacional que aquí no pasa o no pasó nada.

    Es bueno enterarse que aparte de tener la riqueza del Guano y Salitre, según consta en la Gaceta de Oficial de Bolivia de 1879 del mes de febrero, el gobierno de Bolivia había establecido un impuesto de Ley a la explotación de oro en Calama, para financiar la construcción de la carretera Calama - Uyuni. Saquen ustedes sus propias conclusiones, es tanto el robo, el saqueo y el daño que Chile a perpetrado a Bolivia con la infame e injusta cercenación territorial y el doloroso enclaustramiento al que nos ha sometido por más de cien años con engaños y argucias; que no cabe disculpa alguna si la hubiera, por tanto, la respuesta no debería merecer ninguna consideración, ni respeto a los insultos de los mandatarios de turno, ni la aceptación de la diplomacia boliviana por los acuerdos contractuales suscritos de mala fe y con insana intención.

    Por lo que se debría hacer conocer e informar a la prensa, opinión y organismos internacionales y demás instancias públicas de derecho internacional, las malas intenciones e injusto trato del Gobierno Chileno antes y después de la usurpación de territorio boliviano, actos que no son de ninguna manera prudentes, convenientes, ni seguros para la convivencia pacífica y armoniosa de todos los habitantes de esta parte hermosa del hemisferio americano.

    Es uno más de los abusos y atropellos que han recibido el pueblo boliviano, el pueblo peruano y el pueblo argentino por parte de la bien “armada” diplomacia chilena. Chile debería reconocer a Bolivia por el uso del agua y responder por la infraestrauctura y bienes bolivianos ubicados en territorio nuestro, durante más de cien años.

    El gobierno de Bolivia no está en la obligación de informar sobre información altamemte confidencial sobre su territorio y su soberanía, y reitero el hacerlo significaría y representaría al equivalente de que Chile también debería informar a Bolivia sobre el destino del agua aparte de la concesión contractual y sobre la infraestructura y bienes bolivianos existentes en territorio cautivo desde 1879.

    Hacer lo contrario es como su nombre y apellido lo bien lo indica: Traición a la Patria.

    Es decir no estaríamos cumpliendo con lo que se propugna en veces y en muchos actos escolares y desfiles: “Patria o Muerte”. y agregaría “Patria o Muerte Carajo¡¡¡”

  • ofelia michel

    ATENCION BOLIVIANOS…
    hemos indicado como organizacion y como movimiento social que desde hace muchos años, Chile pretende apoderarse de las aguas del manantial del Silala, que son 100% bolivianas asi como la deuda historica del uso indebido del mismo. La cancilleria pretendio engañar al ciertos grupos sociales y el pueblo al tratar de utilizar votos para la firma de ese traidor preacuerdo que otorga 50% de las aguas a Chile, diciendo que han consultado… siendo asi que en la ultima consulta a excepcion de uno no esta de acuerdo con ese preacuerdo.
    para mayor referencia historica con lujo de detalles quiero remitirme al historiador chileno, Castulo Martinez autor de los libros titulados:”las aguas del silala”(cronicas de un despojo) incluyendo caso del Rio Lauca una reparacion pendiente. donde explica con documentos la pretencion de Chile su pais, y otra instutucion privada, consumen y comercializan las aguas en la mayor impudidad, y el otro libro:” Chile depredador”, donde demuestra las intenciones de ese pais de apropiarse de nuestros recursos, no cumple tratados y manipulan la historia, editorial “Juventud” La Paz.Bolivia. tambien escribio:”el mar boliviano”, en estos libros devela claramente que los gobiernos de turno son engañados o manipulados para conseguir sus propositos de fraude, y la actual cancilleria esta actuando a favor de los intereses chilenos, ese pais viene a corromper a nuestras autoridades, y le engañan al presidente Evo Morales, como siempre han actuado a lo largo de la historia. Chile no es de fiar de una o de otra consiguen sus propositos el pueblo debe estar atento actuan con la masoneria…organizacion maligna causante de la tragedia historica boliviana…

  • Sergio La Fuente (Oruro)

    Nada más interesante que saber la intención de los hermanos potosinos para utilizar las aguas del manantial del Silala para favorecer al desarrollo de esa apartada región con cuatro interesantes planes que deben recibir el apoyo más decidido por parte del Gobierno, pues se trata de asumir defensa de un recurso natural del que ha estado aprovechando discrecionalmente Chile para dotar de agua potable de la mejor calidad a ciudades y poblaciones del norte de ese país y por lo menos –hasta ahora– de manera gratuita.

    Las aguas del Silala han sido desviadas arbitrariamente en una parte de su curso en territorio boliviano hacia la jurisdicción chilena para que el vital líquido llegue a poblaciones que no tienen otras posibilidades de contar con agua dulce para el consumo humano.

    Muchos han sido los reclamos en torno a este hecho que vulnera derechos de la soberanía boliviana y que extendiéndose en el tiempo, más de un siglo, no ha sido objeto de un tratamiento adecuado, respetuoso y práctico por parte del Gobierno chileno y su diplomacia recurrente. Se ha producido algún intercambio de opiniones y han sido formales los reclamos bolivianos para exigir a Chile el reconocimiento legal del agua dulce del Silala en beneficio de su población. Implícitamente se reconoce el hecho, pero el estado de situación cambia con la artera posición chilena, cuando habla de un río de curso internacional, desconociendo deliberadamente que las aguas provienen de las vertientes del Silala en territorio boliviano.

    El hecho es claro y lo que sigue en trámite y deberá arreglarse cuanto antes es la deuda histórica de Chile por el uso de esas aguas. Justamente hace tres años en octubre del 2009 se reunieron comisionados de ambos países para tratar el caso de las aguas del Silala, estableciéndose un preacuerdo por el cual el vecino país reconocería el pago de dos dólares por metro cúbico de agua del Silala que utilice en los fines de consumo. El uso del agua se reconoció, pero aún Chile no responde sobre la mínima tarifa que Bolivia debe recuperar por el desvío de su agua dulce.

    Ahora bien, los hermanos potosinos por fin han determinado encarar el desarrollo de toda la zona adyacente a la vertiente del Silala, disponiendo de presupuestos especiales para proyectos importantes, el primero será el de instalar una planta hidroeléctrica que genere energía para la zona, otro proyecto será la creación de una planta piscícola, además de la instalación de una embotelladora de agua natural y la habilitación de una red de riego que permita encarar programas agrícolas y ganaderos en la vasta región altiplánica.

    Este orden de prioridades natural y altamente positivo para generar el ansiado crecimiento de la región potosina indudablemente preocupa a Chile, pues ni duda cabe que se producirá una reducción en el caudal de las aguas que son desviadas hacia el árido territorio chileno. Las poblaciones chilenas seguramente sentirán esa situación y sus autoridades ahora están empeñosas en tratar el tema de las aguas del Silala.

    Bolivia y en este caso Potosí, tiene todo el derecho de establecer proyectos de desarrollo en su jurisdicción y dar uso positivo a las aguas del Silala, sin lugar a dudas es una iniciativa que debe concretarse en planes que además nos permitirán sentar soberanía en nuestro territorio, utilizando nuestras riquezas naturales en beneficio propio.

  • Rolando Prudencio (Cbba)

    No sólo que es un mal vecino para la región, como recalcara el presidente Evo Morales tiempo atrás, ya que después de que los rotos nos robaron los territorios que nos daban la salida al Pacífico, y se rasguen sus vestidos porque el Estado boliviano haya decidió iniciar una demanda internacional para poder tener acceso al mar; ahora ambicionan aprovechadoramente a apropiarse de las aguas del Silala como si fuese un río internacional, las cuales emanan desde dentro del territorio nacional.

    Claro que hay que ser claros como el agua, pues no es todo el pueblo chileno el que tiene esa avariciosa actitud, si no son sus golosos gobernantes, quienes como los perros de hortelano en todo caso, imponen una gendarme geopolítica, de regir la región, y que no es generalmente el de la mayoría del pueblo chileno, si no la de los gobernantes, como es el caso del pillo de Piñera quien tiene la razón de ser del ratero, por ello anda altaneramente amenazando con: usar todas las fuerzas del mundo; dice sus territorios, como si históricamente fuesen, y hubiesen sido de Chile.

    Es por ello que los mandatarios -Evo y Álvaro- han manifestado que no tienen que rendir cuenta alguna al gobierno chileno por la utilización de las aguas del Silala, para el aprovechamiento que sea. Vale decir, para la crianza de peces, embotellado de agua, riego agrícola; o el que nos dé la gana finalmente.

    Y es que más allá de lo que soberanamente podamos sostener, respecto ya sea sobre la utilización unilateral de nuestros recursos naturales, como son las aguas del Silala, o continuar con el juicio internacional para poder tener acceso al Pacífico; la política de los poderosos gobernantes chilenos es la de sostenidamente socavar nuestra soberanía; con el pretexto que sea, pues han estado siempre al acecho de alevosamente atentar contra la propia identidad boliviana, como fueron los textos de Carlos Badía Malagrida, un malnacido español que manifestaba que Bolivia era un absurdo geográfico, cuya razón de existir era innecesaria.

    En ese sentido que el sentimiento de unidad nacional, y defensa de nuestro territorio, tiene que estar más presente y ferviente que nunca. No en vano Evo ha dicho: Quiero decirles a todos los sectores sociales, a todos los movimientos sociales, que en temas de Estado, temas como el mar debemos estar unidos. Y es que no sólo se trata de litigios limítrofes como el del Silala, o la reivindicación marítima; se trata ya de una insistente e infame intención de inviabilizarnos como nación; y que es una infamia, y que internamente tiene incluso antipatrias aliados.

    Por ello es que más que nunca los bolivianos no debemos dejar que Chile someta otra vez nuestra soberanía a sus intereses.

  • rj nomura

    Es hora que el gobierno actual tome una medida seria sobre la injerencia que Bolivia vive hace más de 130 años por parte de nuestro vecino avasallador Chile. Tiene que hacerlo urgentemente tomando medidas a nivel de politica de Estado y nó, haciendo una politica de “tapa huecos”, mediática y sin planeamiento. Nuestra historia diplomática es deplorable justamente por nó haber existido, rara excepciones, una politica coherente que vise los intereses reales del Estado, nó importando el gobierno de turno; más bien, juntando a los entendidos de cada questión para edificar esta referida politica de Estado. Nó podemos seguir llevando estos asuntos que son del interés nacional y nó unicamente regional, con total despreparo y muchas veces con personas ajenas al quehacer en cuestión y por fin asentando soberania sobre lo que es efectivamente nuestro! Bolivia por ser un Pais centrico geograficamente, está muy propenso a la codicia y al interés de nuestra riqueza geográfica por parte de todos nuestros vecinos que se dán cuenta de nuestra frágil politica exterior! Debemos urgentemente asentar una geopolitica nacional, con la participación de todos los connacionales y nó permitir jamás cualquier injerencia foránea en nuestros destinos!

Deje su Comentario, despues de llenar sus datos, aprete "leave comment"

Looking for something?

Use the form below to search the site:

Still not finding what you're looking for? Drop a comment on a post or contact us so we can take care of it!

Visit our friends!

A few highly recommended friends...